¿Qué es el "Canon Digital"?

 

Sabemos que si has llegado hasta aquí para ti canon digital es igual a zona roja. Lo sabemos porque te conocemos y nos consta que llevas en Internet el tiempo suficiente como para tener en tus favoritos la web de Twitch, y como para haber hecho seguimiento de las decisiones políticas respecto al canon digital.

Por si acaso durante estas vacaciones te has retirado un poco de las noticias sobre tecnología, queremos contarte que a partir del 1 de agosto de 2017 entró en vigor el Decreto-Ley 12/2017 de 3 de julio. Esta normativa básicamente explica que el Sector Público va a repercutir una tasa adicional sobre el coste de algunos productos que tengan capacidad de almacenamiento, grabación, etc. Es algo parecido a un impuesto, pero el beneficiario final de ese gravamen no es el Estado, sino entidades privadas (autores y editores de contenido del que se puedan realizar copias; de esta forma la Ley de Propiedad Intelectual compensa a artistas, escritores, grupos de música, editoriales, etc).

Esto implica que de igual forma que pagas el IVA de los productos que compras, también tendrás que abonar el canon en aquellos productos en que proceda (podrás comprobarlo en la ficha del producto y en el resumen del pedido). Y como nosotros sólo somos un intermediario, tal como ocurre con el IVA, actuamos como mero depositario temporal de estas cantidades, ya que una vez cobradas, las abonamos al Estado.

Las buenas noticias son:

  1. Esto no afecta a todo nuestro catálogo sino sólo a aquellos dispositivos que encajen en lo que te explicábamos más arriba, esto es: pendrives, grabadoras, y discos duros o equipos que dispongan de alguno de estos componentes.
  2. Si compras un equipo (un ordenador Versus PC o un portátil) que, como imaginas, lleva varios componentes sujetos a canon, la ley sólo te obliga a pagar canon por uno de ellos.
  3. La ley contempla también algunos casos en que el comprador estará exento del pago del canon y podrá solicitar que se le reembolse el importe del mismo. Si eres Autónomo o empresa, y el material sujeto a canon que compres lo vas a usar como parte de tu equipamiento profesional, estás de enhorabuena. No obstante, para mayor detalle, te invitamos a consultar el artículo 25 de La Ley de Propiedad Intelectual para que puedas comprobar si tienes derecho a la devolución del importe o no.

Si tienes alguna duda o quieres ampliar información, te remitimos al BOE donde verás publicada la normativa completa o mejor, jugamos en cooperativo y si quieres nos contactas a través de Twitter o Facebook para que podamos ayudarte a despegar incógnitas al respecto.